domingo, 13 de marzo de 2016

Escribe un Libro sobre Esto

Un día andaba súper motricio y le comencé a contar a mi esposa una historia muy fumada que era mas o menos sobre un:
(arpa sonando de que entramos en la historia)

Detective que trabajaba la DEA en un clima muy severo en cuanto leyes en contra de todo lo que involucraba a la Marihuana principalmente de los años de 1990 a la actualidad(2016 03). Particularmente lleva un caso sobre una una serie de quejas de vecinos moralistas por la presencia de humo de Hierba infernal en un vecindario de lujosas viviendas y mansiones.



El detective, Hombre mayor de buena salud, a sus 51 años aún se ve fornido y de elevada disciplina policiaca. En el cumplimiento de su deber, sabiéndose inteligente, ideo un plan para cazar al Dealer (nombre común que se le da al vendedor de droga) y acabar con el mal del vecindario en lugar de pescar al vecino consumidor ocasional. Caso que le costaría mucho y tendría una historia con giro chicle bomba.

En un fallido periodo de 11 meses, el Detective logró capturar a 11 inocentes consumidores casuales sin dar con el criminal. Rufus era su nombre. Conocido por todos vendía mota fina, LSD, hongos y otros alucinógenos. Rufus era carero porque sus productos iban en calidad plus. Tan plus que su Marihuana la empaquetaba limpia de cocos y ramas, en una textura ideal para poner en pipas o hacer un buen porro. Ya molida en su punto exacto. Sin pedos.

Hasta que finalmente el 13 se septiembre de 2013 el detective pudo capturar a Rufus de una forma más que sorpresiva; fantástica. Resultó que Rufus tenía la sana tradición de limpiar sus plantas que obtenía desde New York, miticulosamente le gusta quitar cocos y ramas, esto le era muy placentero pues les quitaba un poco el stres por las bajas ventas a causa de los arrestos de sus clientes. La machaba y la vendía lista para el consumo a precios elevados. Además eso le permitía que sus clientes intentaran autocultivar y perder ingresos. Pero su error fue echar las semillas al bote del basura.

En un día de suerte el detective recibió la llamada del agente de servicios públicos encargado de la colecta de basura en la colonia. Resulto que la basura orgánica la separaban y con ello generaban composta la cual vendían a invernaderos e industrias locales, con ellos obtienen un bono extra para obtener un comedor y seguro de gastos mayores por infectocontogiosidad. En realidad lo hacen para lavar dinero, pero sanamente. Bueno eso vale verga. En dicha composta mezclada con arena y tierra común un día notaron que comenzaron a crecer unas plantas, que con el tiempo resultaron ser de Marihuana.

El agente para evitar problemas levanto el acta correspondiente y nuestro Agente decidió investigar de una manera astuta pero asquerosa. Revisó cada bolsa de basura de cada camión por tres semanas hasta que vio las semillas. Siguió la ruta del camión por otras tres semanas hasta que por fin pudo Arrestarlo. Ingenioso pero asqueroso.


El Detective fue condecorado por su astucia y el haber capturado a de uno de los narcomenudistas más buscados de la fina zona Emerald & Safire Town.

6 meses después el agente de la ley recibe la noticia que tiene Cáncer de hígado y se niega a fumar la marihuana medicinal para sus dolores, falta de apetito y vómitos. El Detective finalmente cede y comienza a ingerir mota y sus últimos días los pasa de forma placentera y hasta acude a marchas y es arrestado varias veces en mítines para legalizar la planta. Se aprueba su uso lúdico y medicinal en varios estados de USA en 2015. Muere en febrero de 2016.
Yo me fumaré su mota medicinal que dejó. Risas grabadas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario