martes, 15 de mayo de 2012

Mi Primer Peda

Me gustaría que el día durará 72 horas. Tendría mucho tiempo de sobra. Descansaría, comería y cuidaría de mis hijos y hasta escribir y jugar podría. Pero no.

Quiero escribir mis memorias antes que se desvanesca con la vejez.

Como por ejemplo mi primer peda con viña real de durazno. Era 1995 y el zepelin Constaba 28 varitos. Mis dos cuates y yo creímos que era buena idea comprar uno para cada quien. Pendeja idea
En el parque de las letras de izcalli Pirámide; Tlalnepantla,  nos metimos en la letra "a" y empezamos a tomar. Sabe bien, creímos.

La peda acabo en putazos, lagrimas y yo llamando a la luna.


Alzaba mi mano y le decía, que bonita eres. ese conejo que tienes dentro un día bajará a la tierra y nos comerá a todos a la verga.

Mi madre ni puta idea de que su hijo andaba de pedo. Un cuate lloraba por una niña que no le hizo caso, el otro lloraba por su papá que no regresaba del gabacho. Yo lloraba de verlos chillar, jaja.

Ya pedos nos dió por correr y caminar y buscar a las compañeras en sus casas, pinche idea miedera, en el camino se me perdieron esos wueyes porque me dio por correr, sentía como si volara.

Esa misma noche vomité y recuerdo que hasta el liquido salió por mis fosas nazales, aun recuerdo la sensación mierdera de ese sabor  pirata a durazno, lo odio tanto que hoy en día me sigue dando asco.



No hay comentarios :

Publicar un comentario