viernes, 6 de septiembre de 2013

El Conjuro

Hace dos semanas fui a ver "El conjuro", película "despantos" supuestamente basada en la vida real. Debo confesar que no me gusta ir al cine a ver este género, prefiero verlas en un ambiente más apropiado; en mi casa, solo, de noche con luces apagadas, buen volumen, buena imagen de mi pantallota de 42 pulgadas y sin toda esa gente castrosa a mi lado arruinando la experiencia.
No entiendo porque el mexicano cuando va al cine a ver un film de terror y sale una escena de miedo en donde un sonido estrepitosamente y de repente te hace saltar termina con risas. Risas en general. Volteo a ver a mi esposa y le pregunto:

-¿De que se ríen?, ¿Vinieron a ver una de humor o que pedo?

Luego igual no entiendo que pedo con esa gente que realmente se espanta cabrón tanto como para no dormir. Me pregunto: ¿Ya se dieron cuenta que están en el cine y nada se saldrá de la pantallota ni aunque este en 3D?, ¿Si ven la de los pitufos salen a buscarlos en el piso y los rincones?, ¿Si ven una porno sienten que acaban de parchar bien rico?.


Con respecto a la historia, es un poco alejada de la realidad, creo eso ya es costumbre al momento de adaptarla, pinches escritores y producción les encanta poner de su cuchara.  Lo que realmente ocurrió en 9 años lo ves como si fuera una semana. La muñeca que se ve bien culeramente horrible resulta ser una...pfft, mejor evito el spoiler, la formula exacta es verla primero y luego leer sobre los hechos reales. 

¿No tienes nada que hacer este fin? 



Echale un tomate.  

No hay comentarios :

Publicar un comentario